Primaria E.S.O Bachillerato

En nuestros Centros de Estudios Las Rozas y Monte Rozas ofrecemos un amplísimo abanico de soluciones a las diferentes dificultades de los estudiantes.
Una solución para cada alumno, ya que nuestra metodología radica en que cada alumno tiene una forma distinta de aprender y por tanto debemos aportar soluciones, ayudas y apoyos que, adaptados a las necesidades específicas de cada alumno, son el complemento ideal a su formación académica.
Somos conscientes de las dificultades a las que se enfrentan los alumnos en sus estudios. Por ello, el Apoyo Psicológico, las Técnicas de Estudio, el Trato  Adaptado y Personalizado y el Seguimiento Diario son algunas de las Herramientas Educativas con que contamos cuando ayudamos a los alumnos de Primaria, Secundaria (E.S.O.) y Bachillerato que confían en nosotros para lograr superar con éxito sus estudios.

 

PRIMARIA


Existe una necesidad creciente de los alumnos de primaria  de adquirir un correcto hábito de estudio desde bien temprano, de trabajar con regularidad con las tareas diarias. Cada año desde que se implantó el nuevo sistema de educación secundaria es más demandado un correcto hábito de estudio y una eficiente preparación de los exámenes, de forma que al llegar a la E.S.O. y a los cursos de Bachillerato resulte más fácil para los estudiantes obtener una nota alta, y con ello poder acceder a los estudios deseados.
En nuestros Centros de Estudios  complementamos la formación recibida en el colegio, y ofrecemos distintas clases de apoyo y refuerzo escolar para todas las edades, con profesores expertos en pedagogía y en el trato con los más pequeños.
Más allá del aprendizaje y la superación de las distintas materias, como matemáticas, inglés o lengua española, en nuestros Centros de Estudios los alumnos de primaria aprenden a aprovechar el tiempo y a adquirir una regularidad en el trabajo imprescindible para poder seguir solos después de dejar las clases particulares.

E.S.O. y Bachillerato


Nuestras clases son el complemento perfecto para los estudiantes de secundaria, proporcionan un empuje adicional para los más rezagados y un refuerzo para aquellos que quieren asentar mejor sus conocimientos, mejorando por tanto sus notas. Gracias al material complementario que les facilitamos y la gran cantidad de ejercicios que realizamos junto a nuestros alumnos podemos detectar cuáles son los puntos en los que tienen mayor dificultad y así hacer hincapié en ellos para poder superarlos.
Los grupos reducidos, ayudan a personalizar aún más el seguimiento del estudiante, al tiempo que éste se siente más cómodo al no ser permanentemente el centro de atención como ocurre con las clases particulares. No obstante, existen casos en los que se recomienda estas clases particulares, servicio que también podemos darles, habilitando aulas exclusivas para llevar a cabo dicha actividad.
En nuestras clases son continuos los trucos nemotécnicos -para que el alumno recuerde mejor lo enseñado-, intercalados por bromas y comentarios para relajarse de vez en cuando, antes de proseguir con la clase. En general se crea una relación de confianza tal entre profesor y alumnos que no exageramos al decir que el profesor acaba siendo en muchos casos un amigo más fuera de clase.
Estamos permanentemente en contacto con el alumno y con los padres de éste, para adaptarnos a sus necesidades individuales.